Blogia
LIQUIDOS DE PUNCIÓN

LIQUIDOS DE DERRAME EN CAVIDADES SEROSAS

Tanto el líquido pleural como el pericárdico y el peritoneal (ascítico) son un ultrafiltrado del plasma, cuya formación depende del equilibrio entre la presión hidrostática capilar, la presión oncótica plasmática, la permeabilidad capilar y la resorción linfática.

Normalmente la cantidad de líquido que se encuentra es de alrededor de 15 ml, y su función es la facilitar el movimiento de las dos capas de epitelio que constituyen la cavidad pleural, pericárdica y la abdominal.

Las acumulaciones de líquido en estos espacios se denominan derrames que serán transudado o exudado de acuerdo origen.

Los TRANSUDADOS (o trasudados) son acumulaciones de líquido debidas a un aumento de la presión hidrostática de los capilares o a una disminución de la presión oncótica plasmática, su origen pues es mecánico.
Las causas que provocan la aparición de transudados incluyen la insuficiencia cardíaca congestiva, la cirrosis hepática y el síndrome nefrótico.

Los EXUDADOS se originan por un aumento de la permeabilidad capilar o una disminución de la reabsorción linfática.
Las causas que más frecuentemente provocan la aparición de exudados son las infecciones, las neoplasias y los procesos inflamatorios no sépticos como la enfermedad reumática.

RECOLECCIÓN

Se obtienen por punción quirúrgica, en condiciones de asepsia con técnicas que varían según la ubicación del líquido.

Se debe recoger una porción de líquido con anticoagulante (citrato de sodio, edta o heparina) para evitar una probable coagulación y poder realizar así el examen citológico, y una parte sin anticoagulante para observar la coagulación.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres